CONVENIO DO BINISSALEM e INAGEA

Un equipo de investigadores del Instituto de Investigaciones Agroambientales y de Economía del Agua (INAGEA-UIB) y del Laboratorio para la Innovación Agraria (LIA) de la Universidad de las Islas Baleares ha iniciado un estudio con objetivo de adecuar los vinos de la Denominación de Origen Binissalem a las necesidades del mercado en un contexto de sequía y cambio climático. Estudio que se enmarca en un convenio entre DOBinissalem e Inagea.

Se pretende incorporar variedades de viñedo más resistentes a la sequía que aporten un valor añadido al producto amparado por la DO Binissalem, además de otros cambios en el Pliego de Condiciones, relativos a aspectos técnicos del producto y de su proceso de elaboración, así como la inclusión de menciones específicas de estilos y tipologías de vinos más adecuadas a la demanda actual.

Los objectivos principales de ester convenio entre DOBinissalem ie Inagea son:

La inclusión de variedades locales minoritarias autorizadas en las Islas Baleares (Escursac, Mancés de Tibus, Callet Negrella…); la utilización de la mención Vinyet Selecció para vinos con al menos un 85% de variedades locales, viñedos de menor producción, de más de 15 años y vendimiados a mano; ajustes en la descripción sensorial; incluir la elaboración de espumosos también con el método ancestral, así como, justificar la utilización del nombre de los cinco municipios de la DO (Santa María del Camino, Consell, Binissalem, Santa Eugenia y Sencelles) en el etiquetado de los vinos. Para este último punto contamos con la colaboración de Antoni Contreras, historiador gastronómico.

Una segunda fase del proyecto se orientará a la posibilidad de elaborar vinos monovarietales o con una mezcla de las variedades locales autorizadas en el pliego.

Estas modificaciones del Pliego de condiciones requieren de rigurosos informes técnicos que justifiquen que los cambios no alteran el vínculo de la DO Binissalem.

La colaboración del INAGEA con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Binissalem se enmarca en un contrato de I+D+i, que tendrá una duración de dos años, y que se desarrolla en paralelo a la colaboración entre el INAGEA y la Universidad de Oxford para detectar los obstáculos a la innovación en el contexto de las indicaciones geográficas vinícolas en el ámbito de la Unión Europea.

Esta colaboración marca un hito importante en el ámbito de la viticultura balear y también de la investigación aplicada de la Universidad en este ámbito. Representa un ejemplo de la apuesta de INAGEA y LIA para la prestación de servicios integrales en el sector agroalimentario, y de su compromiso con el sector balear del vino.

Recommended Posts