Consejo Regulador

Consejo Regulador

Presentación y funciones

El Consejo Regulador (CR) es una entidad asociativa integrada por viticultores y bodegas inscritas en los registros.

El CR se encarga de la gestión de los registros y recursos de la Denominación de Origen; de velar por su prestigio, su defensa y promoción, informando a los consumidores sobre las características específicas de calidad; de velar por el cumplimiento del Pliego de Condiciones, mediante el control y la certificación; y de elaborar la memoria anual. Para llevarlo a cabo el CR cuenta con personal técnico cualificado.

El CR de la DO Binissalem es miembro, desde 1991, de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV). Organismo que promueve, defiende y representa a las DDOO y los vinos de calidad, frente a las administraciones públicas nacionales y europeas.

Composición

El Pleno del Consejo Regulador es el órgano rector de la DO. Está formado por los vocales representantes de los viticultores y de las bodegas, elegido por votación cada 4 años, los cuales proponen a los vocales técnicos, al presidente, al vicepresidente y al secretario, que son nombrados por la Dirección General de Agricultura.

VOCALES VITICULTORES
VOCALES BODEGAS
VOCALES TÉCNICOS
José. S. Rodríguez
Esperança Nadal
José Mª Natta
Germán Albertí
Charlotte Miller
Bartomeu Cañellas
Guillem Suñer
José L. Roses
Suplents:
Antoni Vallès
Sebastià Pastor
Presidente: José L. Roses
Vicepresidente: Esperança Nadal
Secretaria: Margarita Amat

Inscripciones en los registros

Las inscripciones y las bajas en los registros son voluntarias y deben renovarse cada 4 años. La vigencia de las inscripciones está condicionada al cumplimiento de los requisitos del Pliego de Condiciones. Los inscritos están obligados a satisfacer las tarifas aprobadas por el CR.
Los inscritos están obligados a satisfacer las tarifas aprobadas por el CR.

En el Registro de Viñas en Producción, únicamente se pueden inscribir las plantaciones situadas en la zona de producción, inscritas previamente en el Registro Vitícola de las Islas Baleares, la uva de las cuales se pueda destinar a elaborar vinos protegidos.

El derecho a uso de la marca “Binissalem Denominación de Origen”, mediante propaganda, publicidad, documentación o etiquetas, es exclusivo de las bodegas inscritas en los registros que disponen de CERTIFICACIÓN y, para los vinos amparados por esta DO.